BARNIZADO

 

El Barnizado es un proceso más de los que  realizamos en nuestras instalaciones . Pero es mucho más delicado que los otros

Su función es la de dotar a la pieza de una capa protectora , que sin cambiar su aspecto la proteja del ambiente .

En nuestras instalaciones  solamente utilizamos laca transparente .

Este proceso se utiliza como acondicionado posterior a aplicaciones en Oro , en Níquel  y en procesos de pulido como en restauraciones de Latón , etc… que necesiten de protección extra .

Un detalle importante a tener en cuenta , es el desengrasado de la pieza . Si la pieza se barnizara con grasa o pastas de pulido , el barniz no se adheriría a la pieza y quedarían sarpullidos y zonas escurridas . 

 

Es un proceso electrostático , que con secado posterior en horno a 180 ºC , asegura una dureza que fácilmente supera las 300 horas en cámara de Niebla Salina . 

 

Para su aplicación se utilizan bastidores en los que se cuelgan las piezas . Debe haber un buen paso de corriente para que el barniz se reparta de manera óptima por toda la superficie . 

Estos bastidores se limpian continuamente para que no se acumule barniz en las puntas y pueda fallar el contacto entre la pieza y el gancho . A su vez , estos bastidores  van colgados en una barra también conductora de corriente  para asegurar que todo queda en un círculo cerrado .

 

Tanto la cabina de barnizado , como la pistola con la que se aplica , como el horno de secado , tienen sus hojas de control dónde se refleja el mantenimiento de cada uno de ellos .